Homenaje a las Madres de los caidos en Terebinto

Porque los próximos “Mayo” tengan lágrimas de amor y no más lágrimas de dolor

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado en el 2011 mediante mailing masivo.

Cuando corren los días del quinto mes del año, entre un perturbado clima de estos llanos orientales indeciso entre calores y surazos, se empachan los corazones de amor para festejar al ser más noble, nuestra madre.

Sin embargo hace más de medio siglo, por este mismo Mayo indeciso, aparecieron los seres más ruines y miserables que escribieron esta página de nuestra historia con lápices de plomo, aromas de pólvora y letras de sangre; seres que emborrachados de odio, poder y alcohol hicieron pedazos las entrañas de la dignidad y la tranquilidad de un pueblo que se atrevía a pensar diferente.

Cada Mayo en Santa Cruz se recordará aquella enorme herida que seguramente tendrá ligera o inexistente cicatriz para quienes no conozcan la historia o para quienes no les importe la valentía y el sacrificio de la vida misma de cruceños verdaderos que en los hechos más no en la arenga, ofrendaron sus vidas por un ideal; sin embargo para quienes nuestros abuelos nos relataron semejantes barbaridades – y cada vez tiembla el pulso al escribirlo – no podemos imaginar que esta herida siquiera sane algún día, más cada Mayo, estas heridas se abrirán nuevamente con el recuerdo y las lágrimas de aquellas madres, mujeres, hermanas o cortejas de aquellos muchachos que ojalá DIOS los tenga en su gloria, ya que en su propia tierra ni siquiera se los recuerda como merecen.

La historia que nos enseñan en el Colegio, nos muestran el Holocausto, las Guerras de la Antigua Europa, el descuartizamiento de Katari y tantos otros hechos históricos que dejan a nuestros alumnos boquiabiertos, sin siquiera tener su imaginación la dimensión suficiente, ni sus estómagos la suficiente flora, para albergar y aguantar el relato de los acontecimientos de TEREBINTO.

Por aquellos días de Mayo de 1958, y ante el incumplimiento de casi 20 años de promulgada la Ley Busch la misma que otorgaba a Santa Cruz y a los departamentos productores de petróleo las regalías del 11%, recursos que eran para que tengamos agua potable, luz eléctrica y caminos, la masacre de Terebinto ocurrió tras la invasión de más de diez mil campesinos armados provenientes de Ucureña (departamento de Cochabamba) enviados por el gobierno central para sofocar el denominado “foco rebelde” en Santa Cruz, con la llegada de las milicias armadas a Santa Cruz empezó la persecución, asesinaron de manera cruel y sanguinaria a muchos cruceños, la mayoría estudiantes universitarios, saquearon, incendiaron y destrozaron el Comité Pro Santa Cruz, el Club Social 24 de Septiembre, domicilios particulares, abusaron salvajemente de las mujeres y encarcelaron a los hombres. Así los invasores enviados por el gobierno central manifestaron su odio al desarrollo de Santa Cruz.

Como relata Don Carlos Tito Gallardo Lavadenz – quien indica haber sobrevivido a estas barbaries al igual que Pablo Castro Parada y Oscar Terrazas Guzmán – el primero en ser asesinado fue Romer Mercado Ordóñez por defender a su anciano padre, a Felipe Castro Parada lo sacaron de la casa a culatazos y a patadas, lo inmolaron cruelmente rematándolo con una ráfaga de metralla; José Cuellar Achaval intentó la fuga pero estaba rodeado, una hiena lo hiere mortalmente de un machetazo en el vientre y otro desalmado cuchillo en mano le cercena parte de los intestinos y se los enrolla en el cuello, otros Ucureños lanzan gritos de júbilo y lo ultiman a patadas; el turno le toca a Miguel Callau Montero un muchacho de apenas 16 años, lo torturan a bayonetazos destrozándole una pierna, le disparan una ráfaga y lo dejan por muerto.

Pablo Castro Parada con más suerte que su hermano, al principio de la balacera logró correr hacia el monte y perderse en la espesura, los milicianos disparan sus armas pero no dan en el blanco, Alberto Mercado hermano de la primera víctima, Gabriel Candia Rivera y Justo Jiménez, son maltratados, les cortan en cruz las plantas de los pies y los conducen varios kilómetros en una vía-crucis inenarrable, las víctimas soportan insultos y golpes con estoicismo.

En “Las Liras” se ensañan con Gabriel Candia Rivera, las hienas furiosas lo golpean, le cortan la lengua, le sacan un ojo y ríen a carcajadas, le cortan los genitales y se los introducen en la boca, rematándolo con una ráfaga de metralla. De esta manera, consumaron las órdenes del gobierno central de aquellos tiempos.

Y yo que recuerdo que la gente se espantaba hace un par de años, cuando veía a los campesinos cortarles la cabeza a unos pobres perros, cuando en la historia se los trató a nuestros mártires peor que a perros.

Por ello con este pequeño relato, queremos rendir nuestro Homenaje a todas las Madres de Bolivia y en especial a aquellas que fruto de estos brutales hechos de barbarie perdieron a sus hijos de la manera más cruenta y salvaje, y sobre todo porque esperaron pacientes en el transcurrir de los años que la justicia llegue algún día, cosa que nunca ocurrió y se llevaron aquella esperanza hasta su última morada.

Y porque ojalá en Santa Cruz, en los próximos “Mayo” que vengan se derramen lágrimas de amor homenajeando o recordando al ser más querido, y no lágrimas de dolor por traiciones, venganzas y muertes…

Anuncios

El 4 de mayo y su ciclo histórico

El 4 de mayo y su ciclo histórico.

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado el 4 de mayo de 2012 en el periódico El Deber.

Recuerdo con nostalgia mis años en la universidad, especialmente la clase de un gran maestro, el recordado profesor Federico Paz, en su explicación sobre los ciclos económicos; siempre habrá épocas de ‘vacas flacas y vacas gordas’, solía indicarnos.

Hoy por hoy, cuando se analiza mucho sobre persecuciones, traiciones, liderazgos y demás coyunturas, llego a la conclusión de manera análoga con la economía de que la historia tiene ‘ciclos históricos’. El gran problema es que, en la historia cruceña, las etapas de ‘recesión y contracción’ son tan prolongadas que cuando llega nuevamente la ‘cima’, esta es tan fugaz que nuevamente se ingresa a la etapa de recesión y, lo que es peor, por los mismos errores. El 4 de mayo y su ciclo histórico, porque por caprichosa que parezca la historia, escogió la misma fecha para repetir un proceso de similares alcances, como para estrujarnos en la cara cual hijo testarudo. Fue el 4 de mayo de 1876, dos días después de las elecciones (DS, 02/02/1876), cuando luego del conteo de votos Andrés Ibáñez era elegido diputado. “Esta fecha será histórica”, dijo a sus correligionarios igualitarios. Las ideas de igualdad y autogobierno empezaban a germinar, pero ese mismo día, mientras los ‘ibañiztas’ festejaban, el Gral. Hilarión Daza dio el golpe de Estado (DS, 04/05/1876) por el que se investía como presidente de Bolivia. A partir de ahí, por diatribas y mezquindades gestadas desde la misma sociedad cruceña, se tildó al movimiento igualitario de separatista, por lo que sus miembros fueron perseguidos y finalmente asesinados en cumplimiento de la orden presidencial (DS, 19/01/1877).

132 años después, el 4 de mayo de 2008, muchos cruceños, por diferentes motivos y convencimiento, especialmente los deseos de autogobierno regional, acudían a las urnas por la aprobación o no del Estatuto Autonómico. Sin embargo, por diferentes razones, muchas aún sin respuesta, ha corrido o se ha estancado mucha agua bajo el puente, como prefiera entenderse; lo cierto es que hoy, a pesar de lo ocurrido hace cuatro años, quienes votaron por el No en el referéndum nacional por las autonomías en 2006 gozan en la práctica de más autonomía que quienes lo hicieron por el Sí.

Parece coincidencia, pero es el reflejo de los ‘ciclos de la historia cruceña, que retorna caprichosamente cada tantas décadas y, lo que es peor, por causas mezquinas que se generan desde la misma sociedad cruceña. Es muy importante que se construyan liderazgos a partir de ideologías, de proyecto regional con alcance nacional y, sobre todo, dejar de lado intereses personales, porque debe entenderse que el rostro del liderazgo solo es la carátula del contenido; nunca una investigación se inicia por la portada, sino a partir de un objetivo. Esta reflexión también alcanza a quienes llegan ‘allá arriba’ y dejan al terruño ‘tierra adentro’, como diría don Enrique Finot.

La tierra de encantos

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado en la Revista CAINCO Empresa y Desarrollo, Septiembre 2011.

Sin duda alguna al hacer una mirada histórica a la visión emprendedora cruceña, diremos sin temor a equivocarnos que es una herencia genética que viene desde nuestro génesis en Ñuflo de Cháves, hasta el pueblo eminente de hoy que surgió a la sombra de todo.

Los primeros vestigios los encontramos en la creación de la Gobernación de Moxos en 1560 por el Virrey de Lima Andrés Hurtado de Mendoza, nombrando a Ñuflo de Cháves como Lugarteniente de Gobernador del nuevo territorio y con la orden de fundar la ciudad capital del nuevo territorio, que llegaría el 26 de febrero de 1561 en plena serranía Chiquitana cuando se funda nuestra ciudad. No fue tan fácil la travesía ya que para conseguir este propósito tuvo que sortear varias luchas entre la más remarcable, aquella con Andrés Manso por la disputa del territorio y sobre todo el transitar hacia Lima, a caballo y a pie, haciendo camino al andar.

En la época de la conquista, los informes mostraban las riquezas de esta tierra, en el Siglo XVI el Gobernador Pérez de Zurita informaba al Virrey de Lima que: “…además de frutas, la actividad agrícola cruceña producía maíz, frejol, zapallo, algodón, miel de caña, azúcar morena, ganado vacuno y puercos”.

Innumerables avatares tuvo que pasar la ciudad desde aquella Santa Cruz “la vieja” en Chiquitos, hasta la coqueta ciudad de hoy a la que le hace cintura el Río Piraí. Primero con la fundación de una nueva ciudad, San Lorenzo en 1590 y luego con las traslaciones, primero a la rivera del Rio Grande en los alrededores de Cotoca y luego hasta donde quedó actualmente, alternó sus nombres entre San Lorenzo y Santa Cruz por algunos años hasta que prevaleció el de Santa Cruz, estas transformaciones para estar la ciudad más cerca del control de la entonces Real Audiencia de Charcas.

Aletargada y abandonada sobrevivió la ciudad por muchos años, lejos de todo y cerca de nada pero encantadora como ella sola, hasta estos rumbos llegaron expedicionarios extranjeros siendo Alcide D’orbigny el más recordado, que ya por la época del 1830, iniciando la era Republicana, expondría en sus memorias lo fascinado que lo dejó esta tierra seductora.

De acuerdo a datos de José María Dalence, en la segunda mitad del Siglo XIX era el azúcar el principal producto cruceño con 9.000 tm, le seguía en importancia el algodón, ya sea en hilo o en tela, la industria del cuero que a fines de siglo producía 20.000 piezas de cuero y existían alrededor de 200.000 cabezas de ganado entre vacuno y caprino, además de la producción de maíz, arroz, plátano y verduras, que en conjunto alcanzaban 70.000 tm.

El siglo XX ya traería consigo la lucha por el desarrollo, desde el Memorándum de 1904, pasando por el Plan Bohan, las luchas por las Regalías Petroleras y la consolidación de la institucionalidad que dio pie a tener las necesidades básicas satisfechas, por lo menos hasta que la explosión demográfica escapó de las manos de cualquier planificación porque el departamento de cerca de 200.000 habitantes en 1950, se ha convertido ahora en más de 2.5 millones.

Muchos presagios sobre el desarrollo de esta tierra se conocen, uno de ellos el mencionado por el presidente Barrientos en septiembre de 1966, en ocasión del aniversario del grito libertario cruceño, en parte sobresaliente resalta: “…Santa Cruz y los cruceños deben asumir un rol conductor porque el destino y la geografía los colocaron en la encrucijada de la acción creadora, señalándoles rumbo y norma de pueblo-guía…”.

Sin embargo este no sería más que una redundancia de lo que la mágica escritura de don Germán Coímbra plasma las palabras de Diego de Mendoza – lugarteniente de Ñuflo de Cháves – en la época de la fundación: “…Si el cartógrafo que hizo el mapa no se equivoca, Santa Cruz será el centro en donde converjan todos los caminos de esta parte del mundo. Aquí está la semilla de lo que un día será un gran árbol, la gente que aquí llegue de los cuatro horizontes bendecirá esta tierra; cuando progresa un pueblo atrae gente de otros climas, con nuevas ideas y otras costumbres; todo dará fisonomía a una nueva estirpe, el carácter singular de sus hombres que imprimirán la historia de sus generaciones…”.

Lo que es hoy por hoy Santa Cruz, está a la vista y no admite refutación alguna; ¿Cómo llegó a ser lo que es?, es lo que hemos tratado de mostrar en este apretado ensayo para todos ustedes. Sin embargo, el mensaje final que podemos dejar a todos los que nos visitan, es que queda demostrado que pese a todo, esta será siempre una tierra de exuberantes encantos, cuya gente mire orgullosa al mundo, sin rencor ni maldad ni egoísmo, dispuesta a extender la mano amiga y el saludo fraterno de su gente, hospitalaria, emprendedora, visionaria, de límpida frente y de leal corazón.

La Filosofía Igualitaria y los “Ismos” del Pensamiento Cruceño

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA.

Conferencia sobre: Pensamiento Político y Filosófico Cruceño: 450 años de Historia, realizado en la UPSA por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, a través del Dr. Fernando Nuñez Jimenez. 20-Abr-2011

En primer lugar, manifiesto mi profundo agradecimiento al Dr. Fernando Núñez por invitarme a participar de tan importante actividad en beneficio de la comunidad y darme el honor de permitirme compartir la testera con destacadas personalidades.

Cuando el Dr. Fernando Núñez me hizo llegar la invitación para participar en las “XVI Jornadas Jurídicas UPSA, Pensamiento Político y Filosófico Cruceño: 450 años de Historia”, gracias a la exposición que realicé en ocasión de la presentación de mi libro sobre el Movimiento Igualitario(1), preparé una presentación en diapositivas para ilustrar de manera más agradable a los presentes.

Sin embargo, ya en el desarrollo del tema y luego de haber escuchado las intervenciones de mis compañeros de testera, Isaac Sandoval, Gustavo Pinto y Luis Andia, consideré que sería desperdiciar una excelente oportunidad compartir únicamente lo referido a la filosofía igualitaria, sin participar al auditorio mis puntos de vista sobre todos los aspectos a los que se hizo alusión.

Empezaré, a manera de introducción y complemento a lo que mencionaron los otros amigos de la testera, enfatizando en dos hechos históricos ocurridos por la época de la mismísima fundación de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y que si bien para entonces “lo cruceño” apenas comenzaba a dibujarse geográficamente, a criterio personal ya muestra los primeros vestigios de esa forma de ser que se configuraría en la estirpe de los hijos de este rincón de la América Morena, el espíritu emprendedor y luchador en busca siempre de forjar su propio destino.

El primer hecho a que hago referencia es justamente el ocurrido en los alrededores del Río Parapetí (o Parapití o Condorillo), en ocasión de la disputa por los territorios entre Andrés Manso y Ñuflo de Chaves, era tal la visión del Gran Capitán que imprime su viaje a Lima, en compañía de Andrés de Cañizares, uno de los lugartenientes de Manso, que luego de varios meses de camino llegan a su destino para solicitar resolución del Virrey de Perú, el Marqués de Cañete don Andrés Hurtado de Mendoza, quien resuelve el conflicto a favor de Ñuflo de Chaves, creando así la Gobernación de Moxos en 1560, cuyo Gobernador sería su hijo García Hurtado de Mendoza y nombra a Ñuflo de Chaves como Teniente de Gobernador con todas las atribuciones, en tanto ejerza el Gobernador designado y la primera atribución, fundar la ciudad capital del nuevo y vasto territorio de casi dos millones de Km2. Hecho que ocurriría precisamente un año después, en 1561, en las inmediaciones de las serranías Turubó y Riquió y a las orillas del arroyo Sutós en plena tierra chiquitana.

El segundo hecho al que hacemos referencia es precisamente al primer cabildo electivo de la autoridad del gobernador de estos territorios, precisamente cuando luego del asesinato de Ñuflo de Chaves en manos de los Itatines, asume el mando por mandato del pueblo su cuñado y fiel compañero Diego de Mendoza, quien gozaba plenamente, además de la legitimidad del mandato del pueblo, de la legalidad que le otorgaba la Cédula Real de 1537. Sin embargo, con engaños sería conducido hasta Potosí, donde fue asesinado en 1575, justamente porque sus actos gubernativos y la forma de su ascensión al cargo era una actitud que no iba en paralelo con las acciones de quienes gobernaban en las alturas.

Ahora nos centraremos en la explicación de la Filosofía Igualitaria y para ello tenemos que empezar por la figura de Andrés Ibáñez, abogado y político cruceño que desafió a las estructuras establecidas tanto en Santa Cruz como en el país entero, con la visión de la Igualdad entre los ciudadanos, ideología que se desprendía de los albores de la Revolución Francesa que había ocurrido casi 100 años antes y que se convertiría, a decir de muchos historiadores, en la semilla de la revolución social de América del Sur.

Hay que preguntarse entonces, cómo en aquella ciudad mediterránea se llegan a reproducir estas ideas revolucionarias? Es que existía nomas un comercio de libros de toda data, que los pensantes leían y proponían cosas mejores para la pobreza de aquellos tiempos, es precisamente la conclusión a la que llega el Dr. Mario Suárez Riglos, al momento de prologar gentilmente mi obra.

Esos aires cruceños venían con fragancias parisinas, las ideas revolucionarias de Jean Jacques Rousseau inicialmente y de Pierre Joseph Proudhon, con el Contrato Social o la trilogía de Igualdad, Libertad y Fraternidad, se trasladarían casi un siglo después a este rincón del mundo, que para entonces tenía apenas 10.000 almas, en lo que sería el mensaje de Andrés Ibáñez, “Todos Somos Iguales”, consigna que impulsaría con un gran apoyo popular, básicamente de artesanos, talabarteros y trabajadores de las estancias ganaderas y agrícolas de la región.

Pero, por qué ese eslogan de la igualdad tendría tanta aceptación y adeptos que llevarían a Andrés Ibáñez a investirse en los cargos, tanto de Diputado Nacional por Santa Cruz como de Prefecto?

Empezaremos mostrando cuál era la realidad socioeconómica y legal de aquellos años del último cuarto del siglo XIX, pues de los aproximadamente 10.000 habitantes, sólo un pequeño porcentaje tenía derecho al voto, ya que éste se encontraba restringido sólo a los varones, siempre que tuvieran un determinado nivel de ingresos, por lo que la masa trabajadora estaba imposibilitada de ejercer aquel derecho.

Además de ello estaban restringidos en sus libertades básicas por la misma Ley de Contrataciones de 1826, que reconocía la libertad de los trabajadores, pero que a su vez los declaraba deudores de su empleador en el monto de su última compra, el cual deberían pagarle con trabajo, que era remunerado con 30 pesos anuales y además el monto de su deuda no podía ser conocido, constituyendo una libertad en los papeles, pero una esclavitud en la práctica.

Naturalmente, este tipo de propuestas – Movimiento Igualitario – atentaba directamente a los beneficios de los que gozaba la clase dominante de Santa Cruz, ya que afectaba a los tres factores productivos de los que aprovechaban prácticamente a título de nada, pues la libertad de los trabajadores implicaba ofertarles por su trabajo un salario digno, la igualdad en la propiedad implicaría que podrían ver reducidas sus extensiones territoriales y finalmente reducidos sus patrimonios, por lo que de manera inmediata sería catalogado – Andrés Ibáñez – como un traidor a la Patria y un revolucionario que destruiría la base de la economía de entonces, asentada sobre el principio del latifundio.

Estos postulados le permitieron – a Andrés Ibáñez – obtener gran apoyo popular que lo llevó a ser electo inicialmente Diputado Nacional por Santa Cruz, haciendo un excelente papel en el Congreso Nacional con muchas propuestas innovadoras y finalmente electo Prefecto del Departamento.

El tener esta investidura era aún más peligroso para quienes veían peligrar sus intereses y por eso tejieron toda una estrategia de desprestigio y falsedades ante el gobierno nacional, que ante todo ese panorama instruiría su apresamiento y finalmente su asesinato en las selvas de Chiquitos, gobierno nacional al que inclusive en la figura del Gral. Hilarión Daza apoyaría en las elecciones de 1876.

La idea del Federalismo, consolidada con la creación de la Junta Federativa Superior del Estado Oriental, de la cual Ibáñez fue Ministro de Hacienda, se constituiría en una postura reaccionaria ante las decisiones del gobierno que no reconocía la legitimidad de Ibáñez, y es esta parte de su movimiento, es decir la federal, la que utilizan siempre los movimientos de las esferas políticas cruceñas para ensalzar la figura de Andrés Ibáñez, dejando de lado la esencia de su ideología, la igualdad.

Finalizamos esta síntesis sobre la Filosofía Igualitaria indicando que es a nuestro entender el primer “Ismo” que se consolida sobre el pensamiento cruceño en la era de la República.

Ahora pasaremos a señalar nuestra ponencia sobre algunos criterios que han mencionado mis compañeros de testera y que consideramos importantes en esto que hemos denominado los “Ismos” del pensamiento cruceño. Pero por qué ese denominativo? Pues por la sencilla razón que en el transcurrir de los años y dependiendo de la coyuntura que vivía el país, los adjetivos de: Regionalismo, Separatismo o hasta Terrorismo, han sido vertidos sobre los pronunciamientos o postulados emanados desde esta región, independientemente de las personas que coyunturalmente hayan ejercido determinado cargo institucional. Sin embargo, todos estos planteamientos a lo largo de la historia determinaron un beneficio para todo el país, pese a que las diatribas y el costo social fueron asumidos únicamente por nuestra región.

Así fue que en 1904 se apuntó a los miembros de la Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos de Santa Cruz, cuando plantearon la necesidad del desarrollo del oriente y la salida al mar a través del Atlántico por el río Paraguay y 20 años después el Gobierno de Bautista Saavedra, al pedido de “Ferrocarril o Nada”, respondiera que “Nada”, bajo la conjetura que el día que los cruceños se desarrollaran, querrían separarse de Bolivia.

Unos años más tarde tuvo que ser un ente externo, a través del “Plan Bohan”, el que confirmó la imperiosa necesidad de mirar hacia el oriente para avizorar el desarrollo del país, dando razón a lo que años antes habría planteado la hoy centenaria institución.

Y así vinieron las luchas por las regalías, que a 20 años de la promulgación de la respectiva Ley por el presidente Busch, Santa Cruz no recibía nada de esos recursos, esta lucha que significó nuevamente un “Ismo” a esta región, trajo muertes que escribieron con sangre otra página de la historia. Los recursos al final llegaron y fueron administrados por el Comité de Obras Públicas y posteriormente por Cordecruz; nuevamente lo curioso es que este tipo de instituciones se propagaron en cada departamento de Bolivia.

También las grandes transformaciones estructurales surgieron desde estas latitudes, mediante Ordenanza Municipal 31/84, el alcalde Oscar Barbery convocó a elecciones para alcalde de Santa Cruz, generando así un hecho histórico aunque al mismo tiempo un nuevo “Ismo” en el haber para Santa Cruz, ahora los más de 335 alcaldes se eligen por voto.

Así siguieron, la Descentralización Administrativa y la Participación Popular generando nuevos “Ismos” sin embargo habría que preguntarles a los muchos alcaldes que empezaron a recibir recursos y hacer gestiones que opinan ahora.

De esa manera transcurrieron todos los movimientos, hasta llegar a la elección de prefectos primero, convertidos luego en gobernadores, con la envoltura de la lucha autonómica, otro “Ismo” embalsamado desde el oriente y que ahora se irradia en toda Bolivia.

Lamentablemente toda una lucha se reduce hoy por hoy a una ley cuya utilidad hasta el momento sólo ha servido para remover del cargo a autoridades electas que no profesan la ideología del partido de turno, afirmación que se respalda en que de nada sirve un dibujo autonómico legislativo si no está inyectado con los recursos que se requieren para precisamente hacerle frente a la estructura de competencias que deben asumir y eso es palpable porque a la fecha no se conoce el rediseño fiscal que garantice aquello.

“Pretender que una autonomía funcione sin recursos, es como tratar que el cuerpo humano viva sin sangre”.