Homenaje a las Madres de los caidos en Terebinto

Porque los próximos “Mayo” tengan lágrimas de amor y no más lágrimas de dolor

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado en el 2011 mediante mailing masivo.

Cuando corren los días del quinto mes del año, entre un perturbado clima de estos llanos orientales indeciso entre calores y surazos, se empachan los corazones de amor para festejar al ser más noble, nuestra madre.

Sin embargo hace más de medio siglo, por este mismo Mayo indeciso, aparecieron los seres más ruines y miserables que escribieron esta página de nuestra historia con lápices de plomo, aromas de pólvora y letras de sangre; seres que emborrachados de odio, poder y alcohol hicieron pedazos las entrañas de la dignidad y la tranquilidad de un pueblo que se atrevía a pensar diferente.

Cada Mayo en Santa Cruz se recordará aquella enorme herida que seguramente tendrá ligera o inexistente cicatriz para quienes no conozcan la historia o para quienes no les importe la valentía y el sacrificio de la vida misma de cruceños verdaderos que en los hechos más no en la arenga, ofrendaron sus vidas por un ideal; sin embargo para quienes nuestros abuelos nos relataron semejantes barbaridades – y cada vez tiembla el pulso al escribirlo – no podemos imaginar que esta herida siquiera sane algún día, más cada Mayo, estas heridas se abrirán nuevamente con el recuerdo y las lágrimas de aquellas madres, mujeres, hermanas o cortejas de aquellos muchachos que ojalá DIOS los tenga en su gloria, ya que en su propia tierra ni siquiera se los recuerda como merecen.

La historia que nos enseñan en el Colegio, nos muestran el Holocausto, las Guerras de la Antigua Europa, el descuartizamiento de Katari y tantos otros hechos históricos que dejan a nuestros alumnos boquiabiertos, sin siquiera tener su imaginación la dimensión suficiente, ni sus estómagos la suficiente flora, para albergar y aguantar el relato de los acontecimientos de TEREBINTO.

Por aquellos días de Mayo de 1958, y ante el incumplimiento de casi 20 años de promulgada la Ley Busch la misma que otorgaba a Santa Cruz y a los departamentos productores de petróleo las regalías del 11%, recursos que eran para que tengamos agua potable, luz eléctrica y caminos, la masacre de Terebinto ocurrió tras la invasión de más de diez mil campesinos armados provenientes de Ucureña (departamento de Cochabamba) enviados por el gobierno central para sofocar el denominado “foco rebelde” en Santa Cruz, con la llegada de las milicias armadas a Santa Cruz empezó la persecución, asesinaron de manera cruel y sanguinaria a muchos cruceños, la mayoría estudiantes universitarios, saquearon, incendiaron y destrozaron el Comité Pro Santa Cruz, el Club Social 24 de Septiembre, domicilios particulares, abusaron salvajemente de las mujeres y encarcelaron a los hombres. Así los invasores enviados por el gobierno central manifestaron su odio al desarrollo de Santa Cruz.

Como relata Don Carlos Tito Gallardo Lavadenz – quien indica haber sobrevivido a estas barbaries al igual que Pablo Castro Parada y Oscar Terrazas Guzmán – el primero en ser asesinado fue Romer Mercado Ordóñez por defender a su anciano padre, a Felipe Castro Parada lo sacaron de la casa a culatazos y a patadas, lo inmolaron cruelmente rematándolo con una ráfaga de metralla; José Cuellar Achaval intentó la fuga pero estaba rodeado, una hiena lo hiere mortalmente de un machetazo en el vientre y otro desalmado cuchillo en mano le cercena parte de los intestinos y se los enrolla en el cuello, otros Ucureños lanzan gritos de júbilo y lo ultiman a patadas; el turno le toca a Miguel Callau Montero un muchacho de apenas 16 años, lo torturan a bayonetazos destrozándole una pierna, le disparan una ráfaga y lo dejan por muerto.

Pablo Castro Parada con más suerte que su hermano, al principio de la balacera logró correr hacia el monte y perderse en la espesura, los milicianos disparan sus armas pero no dan en el blanco, Alberto Mercado hermano de la primera víctima, Gabriel Candia Rivera y Justo Jiménez, son maltratados, les cortan en cruz las plantas de los pies y los conducen varios kilómetros en una vía-crucis inenarrable, las víctimas soportan insultos y golpes con estoicismo.

En “Las Liras” se ensañan con Gabriel Candia Rivera, las hienas furiosas lo golpean, le cortan la lengua, le sacan un ojo y ríen a carcajadas, le cortan los genitales y se los introducen en la boca, rematándolo con una ráfaga de metralla. De esta manera, consumaron las órdenes del gobierno central de aquellos tiempos.

Y yo que recuerdo que la gente se espantaba hace un par de años, cuando veía a los campesinos cortarles la cabeza a unos pobres perros, cuando en la historia se los trató a nuestros mártires peor que a perros.

Por ello con este pequeño relato, queremos rendir nuestro Homenaje a todas las Madres de Bolivia y en especial a aquellas que fruto de estos brutales hechos de barbarie perdieron a sus hijos de la manera más cruenta y salvaje, y sobre todo porque esperaron pacientes en el transcurrir de los años que la justicia llegue algún día, cosa que nunca ocurrió y se llevaron aquella esperanza hasta su última morada.

Y porque ojalá en Santa Cruz, en los próximos “Mayo” que vengan se derramen lágrimas de amor homenajeando o recordando al ser más querido, y no lágrimas de dolor por traiciones, venganzas y muertes…

Anuncios

La otra cara del ajuste salarial

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado en la Revista Dinero de El Deber, 09 de Abril de 2013

Conocido el acuerdo entre la Central Obrera Boliviana (COB) y el Gobierno sobre el ajuste salarial, un 20% al salario mínimo nacional (SMN) y un 8% al salario básico y si este a su vez es la base de negociación para el sector privado, cambia la manera de descargar el IVA para dependientes.

Antes del ajuste, el trabajador que ganaba menos de Bs 4.582 no presentaba facturas porque con ese salario su impuesto a determinar era cero, ahora, no lo harán quienes ganen menos de Bs 5.499. Por otro lado, por ejemplo, un trabajador que antes ganaba al mes Bs 7.000 presentaba facturas por un valor de Bs 2.110; ahora con el ajuste al salario básico y al SMN, pasaría a ganar Bs 7.560 y presentaría facturas por un valor de Bs 1.799.

Por bono de antigüedad; por ejemplo, un trabajador que tiene entre 8 y 10 años de antigüedad, recibe cada mes el 18% de 3 SMN, independiente al salario básico. Así, un trabajador que recibía por antigüedad Bs 540, con el incremento percibirá Bs 648, sujeto a descuentos laborales.

En cuanto al salario básico del ejemplo anterior, un trabajador pasaría de percibir Bs 7.000 a Bs  7.560, pero a estos Bs 560 de incremento, también aplican los descuentos de ley, vale decir un 12,21% AFP y el 0,5% de aporte solidario, por lo que netos de descuento se reducen a Bs 489.

Adicionalmente a lo que gana el trabajador, otros costos para el empleador son: 10% por caja de salud, un 2% de Pro-vivienda, un 1,71% por prima de riesgo, el 3% de aporte solidario y un 8,33% de duodécima de aguinaldo, totalizando hasta el 25,04%, y considerando lo que represente el bono de antigüedad y otros, alcanza a cerca de un 28%; es decir, que por cada Bs 100 de ajuste salarial al trabajador, al empleador le significan Bs 128, y aquellos empleadores con bonos adicionales sujetos al salario, tendrán un 8,33% más de costo adicional. Sin considerar que el empleador (excepto el sector público) deberá prever en función a los nuevos salarios; la previsión para indemnización del trabajador.

Entonces, el ajuste no considera la realidad diferente entre los sectores económicos como tampoco deja flexibilidad para premiar la eficiencia. Finalmente, surge la pregunta: si la inflación de 2012 fue un 4,54%, ¿por qué la negociación política llegó a un 8%?

Los jóvenes en la historia cruceña

A SEGUIR HACIENDO HISTORIA

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado en la Guía Empresarial 2013 de Juventud Empresa

Pensar en la Juventud, su atributo emprendedor e intrépido, siempre ha sido un concepto identificado con la promesa de un futuro, sin embargo queda demostrado a juzgar por los registros de la historia en general y cruceña en particular, que aquel, aunque tal vez moderno, es un fundamento erróneo.

La historia cruceña muestra de manera fehaciente, que en sus momentos más trascendentales, tuvo a los jóvenes como sus principales y decisivos protagonistas; así es posible mencionar en la época de la conquista, al Gran Ñuflo de Chaves, quien con aproximadamente 40 años fundó nuestra ciudad, al lado de su invalorable compañera Elvira de Mendoza, o también, al valeroso Diego de Mendoza, quien con apenas 28 años, debió asumir la responsabilidad de ser la primera autoridad de la Gobernación en 1568, tras la muerte del Gran Capitán.

Muchos años después, por las venas de la corriente libertadora correría sangre joven, Antonio Suárez, Manuel Mercado “El Colorao” y José Manuel Baca “Cañoto”, todos ellos inclusive con menos de tres décadas en 1810, tuvieron un rol trascendental en la historia cruceña, cuya cúspide se daría cuando “El Colorao” Mercado, proclamara la independencia de Santa Cruz, en febrero de 1825.

La época republicana, sería otro escenario de participación decisiva de los jóvenes cruceños, Andrés Ibáñez, quien con 30 años y varios cargos públicos de jerarquía en su haber, se atrevió a desafiar las estructuras políticas con las ideas de la igualdad y el federalismo, años más tarde iniciado el Siglo XX, Cristián Suárez Arana, Plácido Molina Mostajo y otro grupo de jóvenes fueron capaces de plantearle al país una estrategia geopolítica con el Memorándum de 1904. El desarrollo cruceño de la segunda mitad del Siglo XX, impulsado por las regalías del 11% tuvo en los jóvenes, a sus principales exponentes, Jorge Roca, Gumercindo Coronado, Carlos Valverde, Hernando García Vespa y Giselle Brunn, estos últimos recientemente abandonaron el terruño ante el llamado del creador.

El último tercio del Siglo XX, impulsaría a aquellos jóvenes que habiéndose formado, mayoritariamente en el exterior, en diferentes áreas del conocimiento, retornen a su terruño para fortalecer la que fue la institución responsable de planificar el desarrollo cruceño, CORDECRUZ, que marcaría historia en el desarrollo cruceño. Esta misma razón fue una de las generadoras del impulso y desarrollo agrícola – principalmente – que tuvo Santa Cruz hasta convertirse en la despensa de Bolivia y así todos jóvenes que les sucedieron con los ideales democráticos, la participación popular y recientemente con la lucha autonómica; que no hicieron otra cosa que continuar con la responsabilidad de seguir con la convicción de un mejor destino para Bolivia que nazca desde nuestra Santa Cruz.

Ese espíritu joven, emprendedor e intrépido que se ha venido trasmitiendo de manera consuetudinaria durante generaciones en el transcurrir de la historia cruceña, es el fiel reflejo de lo que hace dos décadas atrás, constituyó el nacimiento de esta gran institución como Juventud Empresa, ratificando con ello, que la juventud es presente forjadora de mejores días y no una promesa futura.

Propuesta metodológica para el pacto fiscal en Bolivia

EL PACTO DEBE GENERAR IMPACTO

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Después de casi 6 meses de largas noches de arduo trabajo de investigación, a través del Colegio de Economistas presentamos hoy 12 de marzo de 2013 de manera formal la “Propuesta Metodológica para el pacto fiscal en Bolivia”. Esta propuesta no tiene color político, sino la transparencia del análisis académico que es lo que nos compete, ha sido elaborada, lo creemos así, tomando en cuenta la gran mayoría de las iniciativas que al respecto se han mencionado, desde todos los niveles y regiones.

Para elaborar esta investigación fueron tomados en cuenta datos de las principales fuentes oficiales como el INE, el Presupuesto General del Estado 2013 y otros que enriquecieron la propuesta. A partir de la nueva configuración poblacional, estamos seguros que con esta iniciativa se contribuirá al debate, donde el principal beneficiado deberá ser el país en su conjunto.

Se propone un esquema nuevo para la redistribución de los recursos económicos en el marco de un desarrollo sostenible, con equidad, inclusión social y auto-gestión a partir de los datos arrojados por el Censo 2012, a fin de lograr una adecuada asignación y aprovechamiento en las diferentes competencias en cada uno de los niveles de gobierno en el marco del nuevo Estado Autonómico.

Conceptualmente, el “pacto fiscal” es un “contrato complejo de consensos” entre “lo que puede y debe -o no- hacer” el Estado en materia fiscal, económica y social; y puede extenderse hasta reformas tributarias o presupuestarias. Esto “implica un diseño ambicioso e integral de las políticas públicas, fundamentalmente para elevar la productividad de la gestión gubernamental y favorecer el desarrollo de la institucionalidad democrática en el país; por ende, pacto fiscal no se circunscribe únicamente a redistribuirse el dinero de las arcas nacionales”. Bajo esta perspectiva queda claro que, para que exista un “pacto fiscal” resulta imperiosa -de forma previa- la consolidación de reformas institucionales; “es necesaria una política fiscal redistributiva.

La propuesta apunta a un Modelo de Política Fiscal para la redistribución de recursos económicos entre los niveles institucionales: para el Gobierno Nacional, Gobiernos Territoriales Autónomos (es decir: Autonomía Departamental, Autonomía Municipal, Autonomía Regional y Autonomía Indígena), Universidades Públicas, Fuerzas Armadas, Policía Nacional, las Empresas Estatales Estratégicas, además de un “Fondo de Inclusión para los Pueblos Nativos” y un “Fondo de Compensación para la Implementación de las Autonomías” (ambos criterios privilegiando a pueblos y/o territorios con menor población).

En los recursos a redistribuirse, deben analizarse los Certificados de Crédito Fiscal que alcanzan a 20% de la recaudación efectiva; que no exista diferenciación en el método de distribución por tipo de impuesto; es decir que los impuestos petroleros y los no petroleros, deberían distribuirse de la misma manera. Pero también se debe trabajar para lograr una mayor formalidad en la economía, ya que la discusión de redistribución está centrándose en lo que se genera únicamente por el 30% de formalidad que se estima tiene la economía boliviana y no se mira al 70% de informalidad que hace daño al sistema económico y que no aporta a las arcas del Estado.

Entre los criterios de redistribución, se plantea que no solo se considere la población de forma directa (es decir: mayor población mayores recursos) sino incorporar otra variable, el Índice de Desarrollo Humano en sentido inverso (es decir: a menor Índice de Desarrollo Humano, mayor participación en la distribución); estos por citar algunos planteamientos de la propuesta.

En síntesis es lo que se presentó al Comité Pro Santa Cruz para que a través de él, se transversalice a todos los niveles; académicos, políticos, cívicos y ciudadanos, estamos seguros que en este día los Economistas hemos hecho nuestra parte.

No quiero finalizar sin agradecer especialmente a la revista de circulación nacional “Contacto Económico” quien confió en nosotros para publicar in-extensa toda la investigación, la cual la invitamos a leerla.

MUCHAS GRACIAS

a mi primer amor, Santa Cruz de la Sierra…

Donde se afincó mi corazón …

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado en Febrero de 2011, gracias al mailing de Jimi Ortiz Saucedo.

 

Un 26 de febrero naciste,

fruto del amor y viveza Extremeña del gran Capitán,

sembrados en el vientre de este rincón de la América morena,

porque como interpreta Mocedades,

vienes de la otra España, la que huele a caña.

 

Porque en tu ser se concentran,

los cuatro elementos de la naturaleza,

que sin querer encuentran,

en toda nuestra gente su inmensa nobleza.

 

La tierra que llena nuestras orejas en complicidad con un ventarrón,

la misma tierra tan fértil que es capaz de germinar hasta piedras,

o de darle alimento a todo aquel que te lo pide.

 

El fuego del sol radiante que seduce al sudor de nuestra frente luego del trabajo,

fuego que morena el rostro precioso de nosotros, los hijos de Gran Grigotá,

y que nos lo deja ver en el espejo mágico de un pauro.

 

El aire que se respira bajo este cielo más puro de América,

ese airecito que después de un aguacero tiene aroma de mujer,

o que después de un surazo te eriza el cuerpo con su friecito seductor.

 

El agua aletargada del Piraí que le hace contorno a tu silueta anillada,

misma agua que encarna la bravura del león,

y si acaso tus hijos te destruyen y no te cuidan,

el agua aletargada se endemonia en un turbión.

 

Porque ese tu cambio de poblao a metrópoli,

cual cambio de una tierna niña, a una coqueta pelada y a una bella mujer,

me estremece en el mismo sentido, que quisiera llevarte al altar.

 

Porque envidio a mi padre y a mi abuelo,

cuando de niño me contaban,

los secretos de tu vida de antaño,

y que los recuerdo sin consuelo,

con una nostalgia de indescriptible tamaño.

 

Porque quisiera pringarme hasta las pestañas,

con el melau que brota de la molienda,

ahora solo me queda comprar un jugo de caña,

si acaso tengo suerte y no está con agua rebajau.

 

Cuanto quisiera ver pitajaya en esos viejos tejados,

en lugar de frías azoteas de edificios,

que llegaron y se asentaron sin preguntar,

con el progreso y desarrollo que se vinieron a quedar.

 

Como quisiera un vaso de ambrosía,

al cosquilleo que deja el rocío en el amanecer,

en lugar de un whisky que me queme la tacuara sin querer.

 

Veo la pintura de un carretón tirau por bueyes,

recorriendo tus calles embarradas,

ahora con un café en la Monseñor,

solo veo una Hummer en la que posan las peladas.

 

Quisiera un refresco de tamarindo o un vaso de chicha,

empacharme con guapurú, achachairú o motoyoé,

ahora ni modo, no queda más que soda o jugo enlatau.

 

Quisiera comerme un majadito de charque aguachento,

un rapi al jugo, o un tatú a la parrilla,

ahora más me ofrecen una pizza o una hamburguesa.

 

Añoro la sencillez de tu gente,

cuando un vecino te invitaba,

el horneau de la mañana, el locro de gallina criolla del mediodía,

el tamal del café de siesta, o te daba un tapeque pa arrancar tu viaje.

 

Me acuerdo cuando los peladingos del barrio,

salíamos a cazar pajaritos con la honda colgando del coto,

y llegábamos todos barcinos y embarrau,

ayyy la cuera que nos esperaba.

 

Extraño el árbol de Cupesí de la esquina de la Paraguá y el 3º Anillo,

era la sombra que sosegaba mi cansancio y mi calor,

cuando pa agarrar el micro de la antigua línea seis,

había que levantarse precisamente a esa hora.

 

Cómo has cambiado coqueta,

han pasado más de 450 años desde que naciste,

pero en menos de 50 te transformaste tanto,

como esa peladinga cuando de los once a los quince,

deja a su padre emocionado.

 

Ahora te veo como sos, sin olvidarme lo que fuiste,

y no puedo hacer otra cosa, que alzando los brazos mirando al cielo,

y al momento de emborracharme con un profundo suspiro,

agradecerle infinitamente a DIOS por ser parte de esta bella tierra,

donde se afincó mi corazón…

 

De voj hermosa, Santa Cruz de la Sierra.

a mi añorada cuna norteña, Montero…

Donde se abrieron mis ojos.

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Escrita hace varios meses y publicada en mi blog el 23-Feb-2013

 

Hace ya 100 años que te volvió a bautizar,

Don Eliodoro Villazon por Montero de quiso llamar,

en honor al Cnel. Marceliano Montero, un hombre sin igual,

destacadísimo héroe de la independencia nacional.

 

Pasaron muchos años para que se te reconozca como merecés,

recién un poco más 25 años que te titularon como ciudad,

sin darse cuenta los muchos ciegos políticos,

que hace muchos años te convertiste en una hermosa beldad.

 

En ese interín y como caracterísitica del hombre oriental,

tus hijos decidieron establecer su propio puntal,

con el Ingenio Guabirá en la producción,

y la Salesiana Muyurina en la educación.

 

Asi pasaste muchos años,

olvidada por los de arriba,

pese a los jugosos tributos que les hacías llegar,

con el fruto alimenticio de tus entrañas,

y del que se alimentaban los de abajo,

o los que se te quieran apegar.

 

Hasta que llegó una maldición como la de ahora,

esa blanca maldita que tiñó tus montes,

esa blanca maldita que manchó tu nombre,

aquellos infelices que te usaron para amalgamar,

sus fortunas mal habidas y arrogancias que tuvimos que soportar.

 

Así transcurrían esos días con fragancias de dictadura,

en los días en que se abrieron mis ojos,

con un surazo alcahuete de abril,

en las salas del Gumucio Reyes,

me debatía con un cuadro febril.

 

No había soltado aún el pecho,

cuando el destino me marcó el rumbo,

y siguiendo los pasos de mis padres,

encontré un nuevo lecho que me cobijó con amor.

 

No se me borrará nunca de la memoria,

las travesuras que en vacaciones hacia,

con los pelau de mi calle 19 de agosto,

jugar tuja de esconderse, cosechar bí o andar en moto,

jugar pelota en la calle o en la cancha Waysman,

o sacar mangas del árbol de Don René,

serán tesoros de niño que me llevaré en el corazón.

 

Ahora ya un poco más adulto,

me compro en cajas de plastorform,

aquellos picoleces de la plaza,

que después de saborear semejante dulzura,

es como si te besara un ángel desde el cielo.

 

Aunque me dispare el colesterol,

no puedo pasar por la curva del Ingenio,

sin probar la delicia de los chicharrones de Guabirá,

cuyos siguientes días en el gimnasio,

son escasa penitencia para semejante pecado.

 

Después de semejante barbaridad,

no puede dejarse incompleta la culpa,

sin antes cruzar la avenida hasta la playa,

y melearle caña a los camiones que como crisálida esperan,

convertirse en mariposas al dejar en el ingenio,

la savia melaza que nos dará el sabor a la vida.

 

Mismo saborcito que te deja en el paladar,

el comer en las carpitas un locrito carretero al pasar,

por la circunvalación que lo hace un obligatorio parar,

al viajero cuyo descanso ha de seguro necesitar.

 

Así te vaj quedando en mi memoria,

como el recuerdo de un primer amor,

que se aletarga en mis pensamientos,

como las nubes sin que pase el viento.

 

Y aunque ya no tengo al ser que era la excusa perfecta,

que me hacía esperar los domingos para pedir visitarte,

el recuerdo de Don Miguel y la complicidad de llevarle una flor,

serán siempre un buen motivo para ir a contemplarte.

 

Ayyy mi añorada cuna norteña,

esa que llevaré siempre por donde vaya,

mendigo o rey, erudito o ignorante, sin importar lo que fuera,

en un solo sitio, o recorriendo el mundo entero,

con orgullo a todos siempre les diré,

que soy de Montero…

El 4 de mayo y su ciclo histórico

El 4 de mayo y su ciclo histórico.

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado el 4 de mayo de 2012 en el periódico El Deber.

Recuerdo con nostalgia mis años en la universidad, especialmente la clase de un gran maestro, el recordado profesor Federico Paz, en su explicación sobre los ciclos económicos; siempre habrá épocas de ‘vacas flacas y vacas gordas’, solía indicarnos.

Hoy por hoy, cuando se analiza mucho sobre persecuciones, traiciones, liderazgos y demás coyunturas, llego a la conclusión de manera análoga con la economía de que la historia tiene ‘ciclos históricos’. El gran problema es que, en la historia cruceña, las etapas de ‘recesión y contracción’ son tan prolongadas que cuando llega nuevamente la ‘cima’, esta es tan fugaz que nuevamente se ingresa a la etapa de recesión y, lo que es peor, por los mismos errores. El 4 de mayo y su ciclo histórico, porque por caprichosa que parezca la historia, escogió la misma fecha para repetir un proceso de similares alcances, como para estrujarnos en la cara cual hijo testarudo. Fue el 4 de mayo de 1876, dos días después de las elecciones (DS, 02/02/1876), cuando luego del conteo de votos Andrés Ibáñez era elegido diputado. “Esta fecha será histórica”, dijo a sus correligionarios igualitarios. Las ideas de igualdad y autogobierno empezaban a germinar, pero ese mismo día, mientras los ‘ibañiztas’ festejaban, el Gral. Hilarión Daza dio el golpe de Estado (DS, 04/05/1876) por el que se investía como presidente de Bolivia. A partir de ahí, por diatribas y mezquindades gestadas desde la misma sociedad cruceña, se tildó al movimiento igualitario de separatista, por lo que sus miembros fueron perseguidos y finalmente asesinados en cumplimiento de la orden presidencial (DS, 19/01/1877).

132 años después, el 4 de mayo de 2008, muchos cruceños, por diferentes motivos y convencimiento, especialmente los deseos de autogobierno regional, acudían a las urnas por la aprobación o no del Estatuto Autonómico. Sin embargo, por diferentes razones, muchas aún sin respuesta, ha corrido o se ha estancado mucha agua bajo el puente, como prefiera entenderse; lo cierto es que hoy, a pesar de lo ocurrido hace cuatro años, quienes votaron por el No en el referéndum nacional por las autonomías en 2006 gozan en la práctica de más autonomía que quienes lo hicieron por el Sí.

Parece coincidencia, pero es el reflejo de los ‘ciclos de la historia cruceña, que retorna caprichosamente cada tantas décadas y, lo que es peor, por causas mezquinas que se generan desde la misma sociedad cruceña. Es muy importante que se construyan liderazgos a partir de ideologías, de proyecto regional con alcance nacional y, sobre todo, dejar de lado intereses personales, porque debe entenderse que el rostro del liderazgo solo es la carátula del contenido; nunca una investigación se inicia por la portada, sino a partir de un objetivo. Esta reflexión también alcanza a quienes llegan ‘allá arriba’ y dejan al terruño ‘tierra adentro’, como diría don Enrique Finot.