La otra cara del ajuste salarial

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado en la Revista Dinero de El Deber, 09 de Abril de 2013

Conocido el acuerdo entre la Central Obrera Boliviana (COB) y el Gobierno sobre el ajuste salarial, un 20% al salario mínimo nacional (SMN) y un 8% al salario básico y si este a su vez es la base de negociación para el sector privado, cambia la manera de descargar el IVA para dependientes.

Antes del ajuste, el trabajador que ganaba menos de Bs 4.582 no presentaba facturas porque con ese salario su impuesto a determinar era cero, ahora, no lo harán quienes ganen menos de Bs 5.499. Por otro lado, por ejemplo, un trabajador que antes ganaba al mes Bs 7.000 presentaba facturas por un valor de Bs 2.110; ahora con el ajuste al salario básico y al SMN, pasaría a ganar Bs 7.560 y presentaría facturas por un valor de Bs 1.799.

Por bono de antigüedad; por ejemplo, un trabajador que tiene entre 8 y 10 años de antigüedad, recibe cada mes el 18% de 3 SMN, independiente al salario básico. Así, un trabajador que recibía por antigüedad Bs 540, con el incremento percibirá Bs 648, sujeto a descuentos laborales.

En cuanto al salario básico del ejemplo anterior, un trabajador pasaría de percibir Bs 7.000 a Bs  7.560, pero a estos Bs 560 de incremento, también aplican los descuentos de ley, vale decir un 12,21% AFP y el 0,5% de aporte solidario, por lo que netos de descuento se reducen a Bs 489.

Adicionalmente a lo que gana el trabajador, otros costos para el empleador son: 10% por caja de salud, un 2% de Pro-vivienda, un 1,71% por prima de riesgo, el 3% de aporte solidario y un 8,33% de duodécima de aguinaldo, totalizando hasta el 25,04%, y considerando lo que represente el bono de antigüedad y otros, alcanza a cerca de un 28%; es decir, que por cada Bs 100 de ajuste salarial al trabajador, al empleador le significan Bs 128, y aquellos empleadores con bonos adicionales sujetos al salario, tendrán un 8,33% más de costo adicional. Sin considerar que el empleador (excepto el sector público) deberá prever en función a los nuevos salarios; la previsión para indemnización del trabajador.

Entonces, el ajuste no considera la realidad diferente entre los sectores económicos como tampoco deja flexibilidad para premiar la eficiencia. Finalmente, surge la pregunta: si la inflación de 2012 fue un 4,54%, ¿por qué la negociación política llegó a un 8%?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s