a mi primer amor, Santa Cruz de la Sierra…

Donde se afincó mi corazón …

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado en Febrero de 2011, gracias al mailing de Jimi Ortiz Saucedo.

 

Un 26 de febrero naciste,

fruto del amor y viveza Extremeña del gran Capitán,

sembrados en el vientre de este rincón de la América morena,

porque como interpreta Mocedades,

vienes de la otra España, la que huele a caña.

 

Porque en tu ser se concentran,

los cuatro elementos de la naturaleza,

que sin querer encuentran,

en toda nuestra gente su inmensa nobleza.

 

La tierra que llena nuestras orejas en complicidad con un ventarrón,

la misma tierra tan fértil que es capaz de germinar hasta piedras,

o de darle alimento a todo aquel que te lo pide.

 

El fuego del sol radiante que seduce al sudor de nuestra frente luego del trabajo,

fuego que morena el rostro precioso de nosotros, los hijos de Gran Grigotá,

y que nos lo deja ver en el espejo mágico de un pauro.

 

El aire que se respira bajo este cielo más puro de América,

ese airecito que después de un aguacero tiene aroma de mujer,

o que después de un surazo te eriza el cuerpo con su friecito seductor.

 

El agua aletargada del Piraí que le hace contorno a tu silueta anillada,

misma agua que encarna la bravura del león,

y si acaso tus hijos te destruyen y no te cuidan,

el agua aletargada se endemonia en un turbión.

 

Porque ese tu cambio de poblao a metrópoli,

cual cambio de una tierna niña, a una coqueta pelada y a una bella mujer,

me estremece en el mismo sentido, que quisiera llevarte al altar.

 

Porque envidio a mi padre y a mi abuelo,

cuando de niño me contaban,

los secretos de tu vida de antaño,

y que los recuerdo sin consuelo,

con una nostalgia de indescriptible tamaño.

 

Porque quisiera pringarme hasta las pestañas,

con el melau que brota de la molienda,

ahora solo me queda comprar un jugo de caña,

si acaso tengo suerte y no está con agua rebajau.

 

Cuanto quisiera ver pitajaya en esos viejos tejados,

en lugar de frías azoteas de edificios,

que llegaron y se asentaron sin preguntar,

con el progreso y desarrollo que se vinieron a quedar.

 

Como quisiera un vaso de ambrosía,

al cosquilleo que deja el rocío en el amanecer,

en lugar de un whisky que me queme la tacuara sin querer.

 

Veo la pintura de un carretón tirau por bueyes,

recorriendo tus calles embarradas,

ahora con un café en la Monseñor,

solo veo una Hummer en la que posan las peladas.

 

Quisiera un refresco de tamarindo o un vaso de chicha,

empacharme con guapurú, achachairú o motoyoé,

ahora ni modo, no queda más que soda o jugo enlatau.

 

Quisiera comerme un majadito de charque aguachento,

un rapi al jugo, o un tatú a la parrilla,

ahora más me ofrecen una pizza o una hamburguesa.

 

Añoro la sencillez de tu gente,

cuando un vecino te invitaba,

el horneau de la mañana, el locro de gallina criolla del mediodía,

el tamal del café de siesta, o te daba un tapeque pa arrancar tu viaje.

 

Me acuerdo cuando los peladingos del barrio,

salíamos a cazar pajaritos con la honda colgando del coto,

y llegábamos todos barcinos y embarrau,

ayyy la cuera que nos esperaba.

 

Extraño el árbol de Cupesí de la esquina de la Paraguá y el 3º Anillo,

era la sombra que sosegaba mi cansancio y mi calor,

cuando pa agarrar el micro de la antigua línea seis,

había que levantarse precisamente a esa hora.

 

Cómo has cambiado coqueta,

han pasado más de 450 años desde que naciste,

pero en menos de 50 te transformaste tanto,

como esa peladinga cuando de los once a los quince,

deja a su padre emocionado.

 

Ahora te veo como sos, sin olvidarme lo que fuiste,

y no puedo hacer otra cosa, que alzando los brazos mirando al cielo,

y al momento de emborracharme con un profundo suspiro,

agradecerle infinitamente a DIOS por ser parte de esta bella tierra,

donde se afincó mi corazón…

 

De voj hermosa, Santa Cruz de la Sierra.

Anuncios

a mi añorada cuna norteña, Montero…

Donde se abrieron mis ojos.

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Escrita hace varios meses y publicada en mi blog el 23-Feb-2013

 

Hace ya 100 años que te volvió a bautizar,

Don Eliodoro Villazon por Montero de quiso llamar,

en honor al Cnel. Marceliano Montero, un hombre sin igual,

destacadísimo héroe de la independencia nacional.

 

Pasaron muchos años para que se te reconozca como merecés,

recién un poco más 25 años que te titularon como ciudad,

sin darse cuenta los muchos ciegos políticos,

que hace muchos años te convertiste en una hermosa beldad.

 

En ese interín y como caracterísitica del hombre oriental,

tus hijos decidieron establecer su propio puntal,

con el Ingenio Guabirá en la producción,

y la Salesiana Muyurina en la educación.

 

Asi pasaste muchos años,

olvidada por los de arriba,

pese a los jugosos tributos que les hacías llegar,

con el fruto alimenticio de tus entrañas,

y del que se alimentaban los de abajo,

o los que se te quieran apegar.

 

Hasta que llegó una maldición como la de ahora,

esa blanca maldita que tiñó tus montes,

esa blanca maldita que manchó tu nombre,

aquellos infelices que te usaron para amalgamar,

sus fortunas mal habidas y arrogancias que tuvimos que soportar.

 

Así transcurrían esos días con fragancias de dictadura,

en los días en que se abrieron mis ojos,

con un surazo alcahuete de abril,

en las salas del Gumucio Reyes,

me debatía con un cuadro febril.

 

No había soltado aún el pecho,

cuando el destino me marcó el rumbo,

y siguiendo los pasos de mis padres,

encontré un nuevo lecho que me cobijó con amor.

 

No se me borrará nunca de la memoria,

las travesuras que en vacaciones hacia,

con los pelau de mi calle 19 de agosto,

jugar tuja de esconderse, cosechar bí o andar en moto,

jugar pelota en la calle o en la cancha Waysman,

o sacar mangas del árbol de Don René,

serán tesoros de niño que me llevaré en el corazón.

 

Ahora ya un poco más adulto,

me compro en cajas de plastorform,

aquellos picoleces de la plaza,

que después de saborear semejante dulzura,

es como si te besara un ángel desde el cielo.

 

Aunque me dispare el colesterol,

no puedo pasar por la curva del Ingenio,

sin probar la delicia de los chicharrones de Guabirá,

cuyos siguientes días en el gimnasio,

son escasa penitencia para semejante pecado.

 

Después de semejante barbaridad,

no puede dejarse incompleta la culpa,

sin antes cruzar la avenida hasta la playa,

y melearle caña a los camiones que como crisálida esperan,

convertirse en mariposas al dejar en el ingenio,

la savia melaza que nos dará el sabor a la vida.

 

Mismo saborcito que te deja en el paladar,

el comer en las carpitas un locrito carretero al pasar,

por la circunvalación que lo hace un obligatorio parar,

al viajero cuyo descanso ha de seguro necesitar.

 

Así te vaj quedando en mi memoria,

como el recuerdo de un primer amor,

que se aletarga en mis pensamientos,

como las nubes sin que pase el viento.

 

Y aunque ya no tengo al ser que era la excusa perfecta,

que me hacía esperar los domingos para pedir visitarte,

el recuerdo de Don Miguel y la complicidad de llevarle una flor,

serán siempre un buen motivo para ir a contemplarte.

 

Ayyy mi añorada cuna norteña,

esa que llevaré siempre por donde vaya,

mendigo o rey, erudito o ignorante, sin importar lo que fuera,

en un solo sitio, o recorriendo el mundo entero,

con orgullo a todos siempre les diré,

que soy de Montero…

El 4 de mayo y su ciclo histórico

El 4 de mayo y su ciclo histórico.

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado el 4 de mayo de 2012 en el periódico El Deber.

Recuerdo con nostalgia mis años en la universidad, especialmente la clase de un gran maestro, el recordado profesor Federico Paz, en su explicación sobre los ciclos económicos; siempre habrá épocas de ‘vacas flacas y vacas gordas’, solía indicarnos.

Hoy por hoy, cuando se analiza mucho sobre persecuciones, traiciones, liderazgos y demás coyunturas, llego a la conclusión de manera análoga con la economía de que la historia tiene ‘ciclos históricos’. El gran problema es que, en la historia cruceña, las etapas de ‘recesión y contracción’ son tan prolongadas que cuando llega nuevamente la ‘cima’, esta es tan fugaz que nuevamente se ingresa a la etapa de recesión y, lo que es peor, por los mismos errores. El 4 de mayo y su ciclo histórico, porque por caprichosa que parezca la historia, escogió la misma fecha para repetir un proceso de similares alcances, como para estrujarnos en la cara cual hijo testarudo. Fue el 4 de mayo de 1876, dos días después de las elecciones (DS, 02/02/1876), cuando luego del conteo de votos Andrés Ibáñez era elegido diputado. “Esta fecha será histórica”, dijo a sus correligionarios igualitarios. Las ideas de igualdad y autogobierno empezaban a germinar, pero ese mismo día, mientras los ‘ibañiztas’ festejaban, el Gral. Hilarión Daza dio el golpe de Estado (DS, 04/05/1876) por el que se investía como presidente de Bolivia. A partir de ahí, por diatribas y mezquindades gestadas desde la misma sociedad cruceña, se tildó al movimiento igualitario de separatista, por lo que sus miembros fueron perseguidos y finalmente asesinados en cumplimiento de la orden presidencial (DS, 19/01/1877).

132 años después, el 4 de mayo de 2008, muchos cruceños, por diferentes motivos y convencimiento, especialmente los deseos de autogobierno regional, acudían a las urnas por la aprobación o no del Estatuto Autonómico. Sin embargo, por diferentes razones, muchas aún sin respuesta, ha corrido o se ha estancado mucha agua bajo el puente, como prefiera entenderse; lo cierto es que hoy, a pesar de lo ocurrido hace cuatro años, quienes votaron por el No en el referéndum nacional por las autonomías en 2006 gozan en la práctica de más autonomía que quienes lo hicieron por el Sí.

Parece coincidencia, pero es el reflejo de los ‘ciclos de la historia cruceña, que retorna caprichosamente cada tantas décadas y, lo que es peor, por causas mezquinas que se generan desde la misma sociedad cruceña. Es muy importante que se construyan liderazgos a partir de ideologías, de proyecto regional con alcance nacional y, sobre todo, dejar de lado intereses personales, porque debe entenderse que el rostro del liderazgo solo es la carátula del contenido; nunca una investigación se inicia por la portada, sino a partir de un objetivo. Esta reflexión también alcanza a quienes llegan ‘allá arriba’ y dejan al terruño ‘tierra adentro’, como diría don Enrique Finot.

Poesía en Homenaje a Germán Busch

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado en el Homenaje a Germán Busch.

 

Al héroe y forjador del desarrollo cruceño

A la memoria del visionario Germán Busch

 

Gran señor de la llanura fuiste al igual que Grigotá,

Entre la Chiquitania, el Chaco y el Ande se encumbró tu nombre,

Relatos de tu excepcional valentía yacen en las páginas de nuestra historia,

Marionetas de su ignorancia serán quienes te olviden,

Aceptando figuras extrañas en lugar de tu recuerdo,

Nunca habrá quien pueda asemejarte,

 

Busco entre mis pares quien siquiera pudiera rayar tu talla,

Únicamente encontrando pigmeos que no llegan ni a tus pies,

Siempre serás el Grán Capitan del Chaco, valiente entre los más,

Camba chiquitano, Javiereño de raza y Nacionalista de convicción,

Historia le dejaste a Bolivia y después de asesinado hasta le regalaste el Mutún.

Poesía en Homenaje a Andrés Ibáñez

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado: En la conferencia realizada para la Semana de la Igualdad.

 

Al gran líder que se adelantó a su tiempo

A la memoria del igualitario Andrés Ibáñez

 

Aunque pase el tiempo, como agua de río que transita hacia la mar,

No habrá excusas validas que impidan recordar a valientes como fuiste,

Dejando hasta la vida misma por tus más encumbrados ideales,

Rodeado de elogios dejaremos siempre en alto tu gran nombre,

Equipaje de tus ideales jamás volverá a ser tu última morada,

Sólo si acaso el tirano nos callare de nuevo con el sacrificio de la vida,

 

Inclusive si así mismo fuera,

Bastará un solo niño en terruño cruceño,

Al que haya que instruir para que tu sueño no se pierda,

Ñanderoga dirán a tus ideales sus ingenuos parietales,

Esos principios que antes de morir le dejaremos sembrados,

Zarabanda y Chobena bailarán sus plumas al volver a escribir sobre lo que fuiste

La tarifa del transporte público

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA.

Publicado en la Revista Enfoque Económico del Colegio de Economistas de Santa Cruz, Febrero de 2012.

Para nadie es desconocido todo lo que aconteció en el país cuando el gobierno nacional pretendió ajustar el precio de los combustibles en la época navideña del 2010, en el denominado gasolinazo” y si bien el gobierno luego retrocediera de aquella medida, los precios que se modificaron fruto de la medida y la especulación que giró en torno a ella, no se comportaron en ese mismo sentido por una razón muy sencilla y es que la mayoría de los precios son inflexibles a la baja y más aún cuando el motivo que causó su alza, deja en el sentir de los agentes económicos la incertidumbre, quizás junto con la especulación y la inseguridad jurídica; las tres enfermedades letales de los sistemas económicos.

Sin embargo en el caso particular de Santa Cruz de la Sierra, el transporte público, que había incrementado su tarifa de Bs. 1,50 a Bs. 2,50 para adultos – dejando congelados los precios para menores y universitarios – contrariamente a lo previsto pero lógicamente por una presión popular, retorna a su tarifa anterior de Bs. 1,50 para adultos, ingresando de inmediato a solicitar los análisis técnicos para determinar la nivelación de las tarifas del transporte con el argumento del ajuste al costo de vida; estudios técnicos que hasta la fecha no se realizaron de manera responsable y más por el contrario fue un ir y venir entre los transportistas, el municipio cruceño y la ATT.

Pero entrado ya el 2012, considerando que el año pasado hubo un paro de transporte por varios días consecutivos y sabiendo que la inflación oficial del año pasado fue de 6.90%, la pregunta es: En qué momento se pondrá nuevamente en el escenario el debate sobre este tema?

Lo anteriormente dicho – a manera de antecedentes – se plantea para indicar y de inicio que los transportistas tienen la razón, las tarifas del transporte público merecen ser ajustadas a la realidad, lo cual y de una manera sencilla pero responsable a criterio nuestro, pasaremos a desarrollar a continuación.

Se inicia el análisis explicando cómo se ha comportado el costo de vida y para ello recurriremos a un indicador económico clásico, el Índice de Precios al Consumidor, el IPC, que no es otra cosa que la expresión numérica del comportamiento general de los precios entre dos periodos de tiempo. Como se puede apreciar en el Cuadro Nº 1, tomando como año base el 1999 que fue el último periodo donde se ajustaron las tarifas y en función al último dato INE del IPC para la gestión 2011, se interpreta que los precios sobre una base de 100 puntos en el 1999, al cierre del 2011 equivalen a 183,53 es decir que en general los precios de los bienes o servicios hoy son 83,53% más caros que en el 1999.

TARIFA - 1 Notas del Cuadro N° 1 (1) Corresponde a datos INE con año Base 2007 = 100. (2) Corresponde a Elaboración Propia en base a (1) con año Base 1999 = 100. (3) Corresponde a Elaboración Propia en base a (2) con año Base 1999 = 100, a efectos de comparar con el último año en que las tarifas del transporte público fueron ajustadas, estableciendo una variación acumulada.

Notas del Cuadro N° 2 (1) Corresponde a datos 1999-2008 de UDAPE y 2009-2011 de los respectivos DS. Expresados en Bolivianos. (2) Corresponde a Elaboración Propia en base a (1), estableciendo una variación simple. Expresado en %. (3) Corresponde a Elaboración Propia en base a (2), estableciendo una variación acumulada. Expresado en %. (4) Corresponde a una estimación del SMN para el 2012, considerando la inflación oficial 2011 que fue del 6.90% y que la política estatal es incrementar el SMN en función a la inflación del año anterior.

Mucho se puede analizar o especular respecto a la metodología de cálculo del IPC que utiliza el INE, sin embargo a efectos de responsabilidad, se manejan datos oficiales que son sobre los que se sustenta el presente análisis.

Ahora bien, así como los precios han ido incrementándose, los ingresos de los agentes económicos también se han ido nivelando, para ello con el Cuadro Nº2 se puede apreciar que la evolución del Salario Mínimo Nacional, sobre una base de 100 en 1999, será en el 2012 de 290,68 es decir que se ha incrementado en un 190,68% respecto a 1999; desde los Bs. 300 que era en 1999 a los Bs. 872 que será aproximadamente en el 2012.

Los trabajadores que figuran en planillas han visto compensados sus salarios mínimamente en similar magnitud que la inflación, es decir, el incremento de los precios; por otro lado hay que reconocer que los trabajadores a cuenta propia, también han ajustado los precios de sus productos y por ende sus ingresos, o por ejemplo: acaso el señor que lustra zapatos, el que vende refresco, el que arregla las llantas, la señora de la tienda de la esquina, la que costura ropa, etc, cobran lo mismo hoy que hace 10 años?, naturalmente que no.

Hasta aquí se muestra que el ajuste del precio del transporte público es merecido, ahora el punto es hasta cuánto, siguiendo en el análisis, las autoridades de gobierno indicaron en el momento del “gasolinazo” el pasado año, que la incidencia del combustible en la estructura de costos del pasaje no era más del 22%, indicador que no están preciso pero que lo asumiremos como supuesto a titulo ilustrativo. TARIFA - 2

Entonces, como se puede apreciar en el Cuadro Nº 3 la incidencia de congelar el precio de los combustibles solo afectaría la tarifa en aquella proporción es decir el 22% pero el IPC que 2011 vs 1999 es del 183,53% afectaría al otro 78% de elementos de la estructura de costos de la tarifa del transporte, vale decir: llantas, repuestos, mantenimiento, etc. por lo que en promedio ponderado, la estructura tarifaria del servicio de transporte debería incrementarse a una razón de 1,4315 respecto a la actual, es decir un 43.15% de incremento.

Siguiendo con el análisis, es sabido que en la estructura tarifaria del transporte existen 3 categorías: Menores o Estudiantes, Universitarios y Adultos, por lo que para determinar su incremento se debe conocer, la composición de los usuarios y la tarifa ponderada. Para ello la información más análoga que se puede tomar como referencia es la composición de la población por edades y asumir como supuesto que en esa estructura se comportan los usuarios del transporte.

TARIFA - 3 Notas del Cuadro N° 4 (1) Elaboración Propia en base a datos del INE para el 2011 reflejados en los Cuadros 2.02.08 y 2.01.38. La información expuesta refleja la estructura de la población de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra para el 2011.

En ese sentido, tomando nuevamente como referencia al INE y al supuesto anteriormente referido, como se aprecia en el Cuadro Nº 4, se puede inferir que la población que paga pasaje en el transporte público está compuesta en un 35,83% para el Pasaje Menor o Escolar, 19,81% para el Pasaje Universitario y un 44,37% para el Pasaje Adulto.

Con la composición anterior y recordando que se había determinado que la estructura tarifaria del transporte debería incrementarse en un razón de 1,4315 o 43,15% más como quiera interpretarse, se debe determinar ahora dos cosas: 1) cuál es la tarifa ponderada y 2) cuales son las opciones de ajuste para la nueva tarifa del transporte. TARIFA - 4

Si se observa el Cuadro Nº 5, muestra que la tarifa ponderada actual es de Bs. 1,0031 que es la resultante de sumar la multiplicación del % de cada categoría tarifaria por su tarifa nominal actual y esta tarifa ponderada de Bs. 1,0031 incrementada en el 43.15% resulta la nueva tarifa ponderada de Bs. 1,4359.

Bajo el supuesto que él % de pasajeros de cada categoría no se altera: Cuales son las opciones para modificar estas tarifas y que cumplan con la nueva tarifa ponderada? Para ello se proponen dos opciones (ver Cuadro N° 5):

La opción 1 que supone congelar las tarifas para menores y universitarios, dejando el pasaje adulto como única a variar; si fuese así, su nueva tarifa debería ser de Bs. 2,48. Y la opción 2 que supone congelar solo la tarifa menor, si fuese así, la nueva tarifa para universitarios seria de Bs. 1 y la de adultos Bs. 2,39 y de esta manera en ambas alternativas se cumple con la tarifa ponderada. Naturalmente que con seguridad en caso electivo, la mayoría se inclinaría por la opción 1.

Pero presumiendo que se dé la opción 1, no se puede determinar una tarifa de Bs. 2,48 ya que por aspectos de moneda de curso legal se fijaría en Bs. 2,50. De darse esta situación, cuál sería el nuevo escenario?

TARIFA - 5 Como se puede apreciar en el Cuadro Nº 6, con la tarifa de Bs. 2,50 se tendría una tarifa ponderada de Bs. 1,4467 y como se muestra en el Cuadro Nº 7, con ese valor alcanzaría para soportar un IPC de 185,47% o 185,47 como desee interpretarse, si se toma en cuenta que el IPC 2011 es de 183,53 quiere decir que de implementarse la tarifa a Bs. 2,50 soportaría un cuatrimestre más aproximadamente de poder adquisitivo considerando las previsiones de inflación del gobierno nacional para la gestión 2012.

Con todo lo anteriormente dicho, a criterio nuestro se demuestra que es correcto, justo y técnicamente demostrable que incrementar las tarifas del transporte público es lo que corresponde, esa es una primera verdad independientemente que entre los niveles de gobierno se discuta a quien le corresponde tomar la decisión de implementarlo, pero también una segunda verdad es que quien “cargue” en sus espaldas el tomar esa decisión, lleva consigo un costo político muy grande que le acarrearía una impopularidad enorme, costo que ninguno de los niveles de gobierno querrá asumir y para ello el mejor aliado será nuevamente dilatar la decisión, porque además el incremento de la tarifa del transporte también implicaría un nuevo incremento en los precios.

Sin embargo, pareciera que hasta aquí, en el análisis se ha asumido una posición en pro de los transportistas y no es así ya que una tercera verdad sobre este tema es que tanto ellos, es decir los transportistas, como la municipalidad y los ciudadanos, no hemos hecho nuestra parte en el reordenamiento del transporte que será de gran ayuda para poner orden a este tráfico caótico que vive la ciudad y que cada día es peor. Por ello una vez determinada la nueva estructura tarifaria, o independientemente de ello, lo más importante es planificar con tiempos y plazos, las que particularmente consideramos acciones necesarias de los diferentes actores para el determinado reordenamiento:

POR EL LADO DE LOS TRANSPORTISTAS

  1. El ofrecer un servicio con las condiciones mínimas de seguridad y comodidad y no tener personas colgadas de las puertas, a las que no les cubre el SOAT.
  2. Condiciones mínimas de trabajo para los choferes, un salario básico, renta variable, Fondo de Pensiones, Seguro de Salud y una jornada de trabajo como mandan las normas laborales y no las más de 14 horas que actualmente trabajan.
  3. Elaborar un plan de reordenamiento de rutas, evitando que por una sola calle ingresen más de una veintena de líneas de micros como lo es en las Calles Charcas, Ballivián y tantas otras. Indudablemente que si los micros “viborean” las calles, sus costos operativos se multiplicarán y con ello harán presión en la estructura de sus tarifas.
  4. Ajustarse a las normas tributarias y el propietario que tenga más unidades de las permitidas por el Sistema Tributario Integrado, debe facturar a las arcas del Estado.
  5. Implementar otro sistema de cobro, ya que el conductor debe preocuparse de conducir bien, no de medio conducir por cobrar el pasaje.

POR EL LADO DE LA MUNICIPALIDAD

  1. Coordinar con el transporte público un reordenamiento de rutas adecuado para la ciudad, que incorpore líneas de acuerdo al diseño de la ciudad es decir: los anillos y las radiales principales y secundarias.
  2. Diseñar y construir las paradas para recoger y dejar pasajeros, que los pueda proteger de la lluvia y/o el calor, pero sobre todo para que el ciudadano y el transportista no estén parando donde quieran y causar el caos vehicular para el resto de los conductores.
  3. Implementar una adecuada señalización horizontal y vertical, mantenimiento y pavimentación de las calles y avenidas por donde circularán los micros para de esta manera hacer más fácil su locomoción y trabajo, y que les permita un ahorro de costos de mantenimiento.
  4. Promover la construcción de parqueos públicos con tarifas de corta estadía para que las personas en lugar de parquearse en las calles o en doble fila, los utilicen y de esta manera tener más despejadas las calles.
  5. Controlar que los micros que trabajan en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, paguen sus impuestos de automotor en ésta, ya que si visualizamos las placas de los micros, nos daremos cuenta que un gran porcentaje tiene la sigla de otro departamento. En otras palabras, ahí tiene la municipalidad otra fuente de ingresos propios a su favor y no lo están viendo de esa manera.

POR EL LADO DEL USUARIO

  1. Entender que el servicio es público, por lo tanto el micro no debe estar recogiendo o dejando al pasajero en la puerta de su casa, si es eso lo que desea, debe pedir un taxi o un radio móvil.
  2. Entender también que el servicio público es para transportar personas, no así mercadería, evitando subir al micro con 4 canastos o todas las bolsas del mercado o con el kit completo de repuestos de un vehículo.
  3. Respetar las paradas actuales y las que vengan, como todas las normas de señalización.

Con todo lo anteriormente dicho, solo es nuestra intención el aportar con un análisis técnico y nuestro punto de vista de este problema, para que estas ideas sean analizadas, y ojala con las ideas y opiniones de todos ponerle soluciones definitivas al problema y que no se tenga que volver a los paros y el perjuicio para el usuario y para la población en general. Hasta la próxima.

La tierra de encantos

Por: Lic. Carlos Hugo Barbery Alpire, ECONOMISTA

Publicado en la Revista CAINCO Empresa y Desarrollo, Septiembre 2011.

Sin duda alguna al hacer una mirada histórica a la visión emprendedora cruceña, diremos sin temor a equivocarnos que es una herencia genética que viene desde nuestro génesis en Ñuflo de Cháves, hasta el pueblo eminente de hoy que surgió a la sombra de todo.

Los primeros vestigios los encontramos en la creación de la Gobernación de Moxos en 1560 por el Virrey de Lima Andrés Hurtado de Mendoza, nombrando a Ñuflo de Cháves como Lugarteniente de Gobernador del nuevo territorio y con la orden de fundar la ciudad capital del nuevo territorio, que llegaría el 26 de febrero de 1561 en plena serranía Chiquitana cuando se funda nuestra ciudad. No fue tan fácil la travesía ya que para conseguir este propósito tuvo que sortear varias luchas entre la más remarcable, aquella con Andrés Manso por la disputa del territorio y sobre todo el transitar hacia Lima, a caballo y a pie, haciendo camino al andar.

En la época de la conquista, los informes mostraban las riquezas de esta tierra, en el Siglo XVI el Gobernador Pérez de Zurita informaba al Virrey de Lima que: “…además de frutas, la actividad agrícola cruceña producía maíz, frejol, zapallo, algodón, miel de caña, azúcar morena, ganado vacuno y puercos”.

Innumerables avatares tuvo que pasar la ciudad desde aquella Santa Cruz “la vieja” en Chiquitos, hasta la coqueta ciudad de hoy a la que le hace cintura el Río Piraí. Primero con la fundación de una nueva ciudad, San Lorenzo en 1590 y luego con las traslaciones, primero a la rivera del Rio Grande en los alrededores de Cotoca y luego hasta donde quedó actualmente, alternó sus nombres entre San Lorenzo y Santa Cruz por algunos años hasta que prevaleció el de Santa Cruz, estas transformaciones para estar la ciudad más cerca del control de la entonces Real Audiencia de Charcas.

Aletargada y abandonada sobrevivió la ciudad por muchos años, lejos de todo y cerca de nada pero encantadora como ella sola, hasta estos rumbos llegaron expedicionarios extranjeros siendo Alcide D’orbigny el más recordado, que ya por la época del 1830, iniciando la era Republicana, expondría en sus memorias lo fascinado que lo dejó esta tierra seductora.

De acuerdo a datos de José María Dalence, en la segunda mitad del Siglo XIX era el azúcar el principal producto cruceño con 9.000 tm, le seguía en importancia el algodón, ya sea en hilo o en tela, la industria del cuero que a fines de siglo producía 20.000 piezas de cuero y existían alrededor de 200.000 cabezas de ganado entre vacuno y caprino, además de la producción de maíz, arroz, plátano y verduras, que en conjunto alcanzaban 70.000 tm.

El siglo XX ya traería consigo la lucha por el desarrollo, desde el Memorándum de 1904, pasando por el Plan Bohan, las luchas por las Regalías Petroleras y la consolidación de la institucionalidad que dio pie a tener las necesidades básicas satisfechas, por lo menos hasta que la explosión demográfica escapó de las manos de cualquier planificación porque el departamento de cerca de 200.000 habitantes en 1950, se ha convertido ahora en más de 2.5 millones.

Muchos presagios sobre el desarrollo de esta tierra se conocen, uno de ellos el mencionado por el presidente Barrientos en septiembre de 1966, en ocasión del aniversario del grito libertario cruceño, en parte sobresaliente resalta: “…Santa Cruz y los cruceños deben asumir un rol conductor porque el destino y la geografía los colocaron en la encrucijada de la acción creadora, señalándoles rumbo y norma de pueblo-guía…”.

Sin embargo este no sería más que una redundancia de lo que la mágica escritura de don Germán Coímbra plasma las palabras de Diego de Mendoza – lugarteniente de Ñuflo de Cháves – en la época de la fundación: “…Si el cartógrafo que hizo el mapa no se equivoca, Santa Cruz será el centro en donde converjan todos los caminos de esta parte del mundo. Aquí está la semilla de lo que un día será un gran árbol, la gente que aquí llegue de los cuatro horizontes bendecirá esta tierra; cuando progresa un pueblo atrae gente de otros climas, con nuevas ideas y otras costumbres; todo dará fisonomía a una nueva estirpe, el carácter singular de sus hombres que imprimirán la historia de sus generaciones…”.

Lo que es hoy por hoy Santa Cruz, está a la vista y no admite refutación alguna; ¿Cómo llegó a ser lo que es?, es lo que hemos tratado de mostrar en este apretado ensayo para todos ustedes. Sin embargo, el mensaje final que podemos dejar a todos los que nos visitan, es que queda demostrado que pese a todo, esta será siempre una tierra de exuberantes encantos, cuya gente mire orgullosa al mundo, sin rencor ni maldad ni egoísmo, dispuesta a extender la mano amiga y el saludo fraterno de su gente, hospitalaria, emprendedora, visionaria, de límpida frente y de leal corazón.